"El hombre nunca se enaltece tanto como cuando se arrodilla para ayudar a un niño"

Activo 20-30 Internacional es el resultado de la fusión de dos Clubes, Activo Internacional y 20-30 Internacional, cuya historia se cuenta a continuación.

logo_activo2030intActivo Internacional se fundó en Aberdeen, Washington, el 10 de febrero de 1922. Un grupo de jóvenes, encabezados por Ernest Axland, Paul Arthand, Carl Morck, Carl Springer, Cal Ternan, Edgar Jones y Pat McNamara tenían el entusiasmo de darles a los jóvenes un papel más activo en los asuntos de la comunidad. Así, se unieron para establecer un club de hombres jóvenes que llamaron “Activo”. Eligieron a Ernest Axland como presidente.

El emblema que seleccionaron para su organización, fue una sierra circular. Una zumbante sierra, decían los socios de Activo, es el objeto más dinámico y activo que pueda encontrarse en cualquier parte. Los fundadores de Activo escogieron como emblema lógico y natural la sierra, ya que Aberdeen, la ciudad natal de la organización, es un centro maderero de gran importancia. La sierra representa el empleo útil de la intensa actividad y la abundante energía de la juventud responsable, significa potencia, fuerza, progreso Activo se incorporó bajo las leyes del Estado de Washington el 20 de agosto de 1924. En poco tiempo, se formaron Clubes Activo en Elma, Hoquiam, Montesano y Olympia.

En el año 1925 la primera convención se celebró en Montesano, Washington y se eligió a Carl Morck de Aberdeen como presidente. Ese mismo año se cambió oficialmente el nombre de la organización de Club Activo a Club Activo Internacional. En junio de 1929, la organización de hecho se convirtió en internacional, así como en nombre, con la apertura del Club Internacional de Vancouver en Vancouver, British Columbia, Canadá. Los Clubes Activo pronto se multiplicaron en Washington, Oregon, California y Montana, en los USA, así como en las provincias canadienses de British Columbia y Alberta. Se establecieron también clubes en Idaho, Hawaii y Washington, D.C.

El lema escogido por la creciente organización fue: “Entusiasmo – Buena Voluntad – Progreso”.

  • Entusiasmo: “Lanzarse” con todo el corazón, con espíritu, interés y energía a todas las actividades del Club.
  • Buena Voluntad: Ser más que justos en las relaciones con nuestros semejantes, aportar más armonía, el aprecio mutuo y a la tolerancia; ser más amistosos, mostrar mayor preocupación por el bienestar de otros; justicia e imparcialidad en los negocios, cooperación para el progreso mutuo.
  • Progreso: Mejoramiento de la salud; mayor educación y recreación, mejoramiento de las condiciones de desarrollo y bienestar de la sociedad.

La consigna que servía de guía a todos los proyectos de Activo era: “El hombre nunca se enaltece tanto como cuando se arrodilla para ayudar a un niño”

Las Oficinas Nacionales de Activo Internacional han sido ubicadas en Aberdeen, Tacoma, Raymond y Spokane en Washington; Portland en Oregon; y Vancouver, British Columbia, Canadá.

20-30 Internacional se fundó en Sacramento, California. En el otoño de 1922, Paul W. Claiborne acababa de cumplir los veinte años de edad cuando concibió la idea de formar un club de servicio integrado por hombres jóvenes. 

La idea de Claiborne captó interés y entusiasmo de Earl B. Casey, Alfred B. Franke, Charles G. McBride y Marshall A. Page. Este grupo llevó el proyecto a conocimientos de Mitch Nathan, en ese entonces, Presidente de la Cámara de Comercio de Sacramento. Nathan se mostró profundamente interesado en el plan y designó a un comité encargado de formar un club cuyas actividades estarían destinadas a fomentar el desarrollo y superación personal del hombre joven. Este comité quedó integrado por F.A.S. “Sandy” Foale, como Director, Charles Hansen, Clinton Harbor, Joseph Quire y la señora Alva Archer. Después de una reunión, celebrada en el edificio de la Cámara de Comercio, el 12 de diciembre, el Comité trazó los planes para emprender inmediatamente la tarea de conformar la organización. La asociación adoptó el nombre de 20-30, a sugerencia de “Sandy” Foale. El 19 de diciembre de 1922, Paul Claiborne fue elegido unánimemente como Presidente de la Asociación. “Sandy” Foale fue designado Director del Consejo Consultivo. Una vez que el Club de Sacramento había logrado establecerse, 20-30 empezó a extenderse hacia nuevas áreas.

El 10 de marzo de 1924 se fundó el Club de Stockton, con la cooperación del Club Rotario de esta ciudad. G. Lewis Fox fue elegido presidente, y el Dr. Hall fue nombrado Director del Consejo Consultivo. Una reunión entre Sacramento y Stockton fue realizada el 5 de marzo de 1925, donde crearon el Consejo Ejecutivo del Club 20-30 para ayudar con la expansión a otras ciudades. En agosto de 1925, se fundó el tercer Club 20-30 en la ciudad de San Bernardino, California. Durante 1926, se fundaron los Clubes 20-30 de San Francisco, Hayward, Tracy y Oakland. Los delegados de los siete clubes se reunieron en San Francisco el 21 de agosto de 1926 para celebrar la Primera Convención de 20-30 y se eligieron a los siguientes oficiales: Sumner Mering, Presidente; Tom Louttit, Vicepresidente; Ivan Shoemaker, Secretario-Tesorero. 

Desde la concepción de 20-30, en 1922, hasta diciembre de 1941, la Asociación 20-30 se había extendido a 260 ciudades y contaba con 4,675 socios. Durante los años de las Guerras Mundiales, aproximadamente un 65% de los socios ingresó a las fuerzas armadas, causando la disolución de 68 clubes; el número de Clubes activos descendió a 122 y la membresía activa a 1800. Algunos clubes siguieron funcionando sólo con dos o tres socios. La constitución del Club 20-30 de Ciudad Juárez, el 16 de febrero de 1944, originó el movimiento 20-30 en la República Mexicana y en América Latina. Esto originó que la Asociación cambiara su denominación a 20-30 Internacional, durante la Convención de “La Victoria”, celebrada en 1946. En los años que siguieron, la Organización continuó extendiéndose a través de los Estados Unidos en el Medio Oeste a Ohio y México. Pronto 20-30 Internacional florecía en las Repúblicas de El Salvador, República Dominicana, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Ecuador, Cuba y Colombia. 

El emblema de 20-30 Internacional era un reloj de arena, que simbolizaba el paso del tiempo y la necesidad del hombre joven en aprovechar su tiempo y energía en actividades útiles. Alrededor de ese reloj de arenas, había cuatro “S”.

Las cuatro “S” tienen doble significado ya que eran las iniciales de los primeros cuatro Clubes 20-30 (Sacramento, Stockton, San Bernardino y San Francisco), y también conformaron las iniciales del lema “Sincerity in Service, our Slogan for Success”, que traducido al español su significado, sería: “Sinceridad en Servicio, nuestro Lema para el Éxito”. La consigna de 20-30 Internacional era: “La juventud para ser servida, debe servir”. Ambos fueron creados por Sandy Foale. 

Activo 20-30 Internacional tiene sus inicios en 1922, en Estados Unidos, cuando dos grupos de jóvenes en ciudades ampliamente separadas por la distancia, descubrieron la necesidad de establecer un club de servicio para hombres jóvenes. Encontraron que los clubes de servicio ya establecidos eran dominados por adultos mayores, las labores corrían a cargo de adultos mayores y sus oficiales eran invariablemente adultos mayores. 

Esta visión acerca de los clubes existentes, llevaron a estos dos grupos de jóvenes a alejarse de esas organizaciones y formar así clubes donde tuvieran cabida sus juveniles ideales, soportadas con la energía y el entusiasmo de la juventud, imposibles de igualar con clubes compuestos de adultos mayores. Los “pioneros” de los Clubes de servicio para los hombres jóvenes residían en Aberdeen, Washington, donde se inició Activo Internacional y en Sacramento, California, ciudad donde nació 20-30 Internacional. 

Tanto Activo Internacional como 20-30 Internacional se convirtieron posteriormente en Asociaciones fundadoras del Consejo Mundial de Clubes de Servicio para hombres jóvenes. En 1959, el Presidente de 20-30, Norman Morrison y el Presidente de Activo, Ken Helling, intercambiaron comunicaciones que resucitaban la antigua proposición de que estas dos agrupaciones idénticas, de clubes de servicio se fusionaran en una sola. Durante los años de 1959 y 1960 se celebraron varias reuniones entre los dos grupos, las que culminaron con la redacción de la Constitución que gobernaría a la naciente institución y con una resolución especial, recomendando la aprobación de la fusión a las Asambleas Generales de Activo y de 20-30. 

Durante la Convención de 20-30 Internacional celebrada en Santa Cruz, California, en junio de 1960, los delegados unánimemente aprobaron la proposición de amalgamar ambas instituciones, adoptando la constitución propuesta. Un mes más tarde en la Convención de Activo Internacional, celebrada en Calgary, Alberta, Canadá, se tomaron acuerdos idénticos. Por lo tanto, el uno de agosto de 1960, Activo y 20-30 se transformaron en Activo 20-30 Internacional.

En el año en que se efectuó la fusión, Activo 20-30 consistía de 7,500 socios, miembros de 365 clubes establecidos en Canadá, Estados Unidos, México, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Ecuador y Cuba. La primera Convención Internacional de Activo 20-30 se celebró en Tucson, Arizona, en julio de 1961. Jack Kummert fue electo Presidente; Federico G. Lugo Primer Vice-Presidente; James Robertson, Segundo Vice Presidente; Clint McClure y Owen Barnes, los últimos presidentes de 20-30 y Activo permanecieron como miembros del Consejo Internacional de Directores en su calidad de Ex Presidentes Internacionales inmediatos. Los miembros restantes del Primer Consejo de Directores de Activo 20-30 Internacional fueron: Ray Manges, Area 1; Norm Jensen, Area 2; Skeet Glidewell, Area 3; Forrest K. Stewart, Area 4; Roy Stype, Area 5; Emilio Pérez-Banuet, Area 6; Joaquin Bours, Director Asociado del Area 6; Angel Moreno, Area 7 y Bob Baumgartner, Area 8. 

Expansión de la Organización Internacional 

Antes de la fusión de Activo Internacional con 20-30 Internacional, el Club 20-30 de la Ciudad de México D.F. decidió aventurarse en expandir la Organización en Centroamérica. Fue en el mes de Julio de 1952 -nueve años antes de la fusión de ambos Clubes-, que en la oficina de Alfredo Mejía, presidente del Club Rotario de San Salvador, se convocó a un grupo de jóvenes entre los 20 y los 30 años de edad para escuchar la presentación de Salvador Gayol Patterson, un mexicano del Distrito Federal, que había llegado a hablar acerca de una organización llamada 20-30 Internacional. La presentación de Salvador Gayol fue recibida con mucho entusiasmo, y atendiendo a su llamado, se organizó una siguiente reunión en el Club Internacional contiguo al Teatro Nacional. En dicha reunión se formó una junta directiva provisional y acordaron adoptar ese lugar como sede de las reuniones y los días martes, a las veinte treinta horas, como día para realizarlas (tradición que se mantiene hasta la fecha).

En la ciudad de México, durante la celebración de la trigésima convención internacional de 20-30 Internacional, se aprobó aceptar el ingreso del grupo de jóvenes de San Salvador dentro de la organización. Se nombró además a Alfonso Quiñónez como gobernador provisional del distrito de Centro América. En dicha reunión se recibió la carta constitutiva de manos del presidente internacional de 20-30 Internacional.

El 08 de Septiembre de 1952, reunidos en el Hotel Nuevo Mundo y posterior a la Convención de 20-30 Internacional, acordaron “tomar el 14 de septiembre de 1952 como la fecha constitutiva del club 20-30 de San Salvador”, siendo este el primer club formado en El Salvador, acuerdo asentado en el acta número 07 de sesión de Asamblea General de Socios del Club 20-30 de San Salvador. El primer presidente seria Rolando Duarte

Desde entonces el Club Activo 20-30 de San Salvador se convertiría en el “club decano” de la formación y siembra de la semilla de Activo 20-30 (como se conocería la organización luego de la unión de 20-30 Internacional y Activo Internacional en 1961) tanto a nivel de El Salvador como a nivel de Centro América. 

En El Salvador, se formarían los Clubes de San Miguel, San Vicente, Ahuchapán, Usulután, La Libertad, Santa Ana, La Unión, Sonsonate, Ilobasco y Zacatecoluca, y a nivel internacional, los Clubes de Cuidad Panamá, Panamá; San José, Costa Rica; Tegucigalpa, Honduras; Managua, Nicaragua; y Santo Domingo, en la República Dominicana. 

Luego de la constitución del Club de San Salvador, pasarían menos de 3 años para que el día 15 de junio de 1955 se reunieran en el salón Las Américas del Hotel El Panamá, los señores, Sebastian Company, Rolland Gleichman, José María Rubén Paz, Juan B. Chevalier, Gabriel de Obarrio, Antonio Domínguez y Rubén D. Ortega Vieto, entre otros distinguidos ciudadanos con el propósito de establecer el primer Club 20-30 en la República de Panamá. 

Los principios fundamentales de la gran familia 20-30 fueron dados a conocer a estos jóvenes emprendedores panameños por José Napoleón Duarte (Q.E.P.D.) en ese entonces, socio del Club 20-30 de San Salvador y Vice-Gobernador a nivel Centroamericano de 20-30 Internacional y quien años más tarde asumiría la presidencia de la republica de su país, El Salvador.

Entre otras cosas durante esa noche, Duarte diría lo siguiente: “Es esta una magnífica oportunidad que brinda el 20-30 Internacional a la juventud panameña para que en un esfuerzo común desarrolle actividades benéficas a la sociedad en que se agita”, agregando además: “Quizás después de iniciar vuestros pasos en la labor de servicios a la comunidad en que vivís, habrá momentos en que os detendréis en el camino, sin embargo, haced una pausa para cobrar nuevos bríos y renovar los ímpetus, con los cuales proseguir la marcha por los senderos que todos los días ofrece el inagotable campo del servicio”

En el mismo año de 1955, también llegó a Costa Rica el socio José Napoleón Duarte, con el interés de formar en ese país un Club 20-30. Duarte se contactó con el señor Miguel Ángel Castro Carazo (Rotario) para venderle la idea de la formación del Club. El señor Carazo se contactó de inmediato con el señor Claudio Cruz Zaniboni y le comentó al respecto. Días después, Claudio con otros amigos interesados se reunieron en el Club Unión con José Napoleón Duarte para que les explicara el propósito e ideales de un Club 20-30 en Costa Rica. A la semana siguiente en una reunión almuerzo del Club Rotario, fue nombrada la primera Junta Directiva provisional. Pasaron los días y semanas y más jóvenes se fueron uniendo al Club con sus respectivas reuniones y redactando sus estatutos, fue así como en sesión # 27 celebrada el día 16 de enero de 1956, se nombró la primera Junta Directiva formal del Club, que se envió a Internacional para su reconocimiento y organizar la Sesión de Constitución del nuevo Club 20-30 en San José. 

Así fue como llegó la noche del 18 de marzo de 1956, en el Restaurante Hispano, donde se celebró la Constitución del Club 20-30 Internacional de San José #532 y le fue entregada la Carta Constitutiva de manos del Delegado Internacional señor Marcell Reichenbach al Presidente del Club Claudio Salas Cordero. 

En agosto de 1962, bajo el liderazgo de René Fernández (Q.E.P.D.), también socio del Club Activo 20-30 de San Salvador #442, se constituyó el Club Activo 20-30 de Santo Domingo, en la República Dominicana, agregándose al grupo de las Naciones Americanas donde la Organización prospera notablemente y así, en abril de 1966, con la Constitución del Club Activo 20-30 de San Juan en Puerto Rico, se cumplen los planes de expansión en el Caribe. 

El Club Activo 20-30 de Panamá, realizó varios intentos a inicios de los años 70 por fundar un Club en Bogotá. Iván Nicholls (colombiano) propone a los panameños fundar un Club en Cali, por considerar el civismo de los caleños para esa época. Los socios de Panamá, en cabeza de Guido Martinelli visitan a Cali, logrando una pronta acogida. 

El 5 de julio de 1974 se otorgó la carta constitutiva al Club Activo 20-30 de Cali, Convirtiéndose en el primer Club Activo 20-30 de Colombia, siendo Carlos Orozco Varela su primer Presidente. El segundo Club de Colombia, el de Bogotá, fue fundado por el Club de Cali en 1977. Para ese año, los Clubes de Cali y Bogotá formaban parte del distrito Panamá-Colombia. 

Dentro del proceso de restauración de Activo 20-30 Internacional al sistema de Asociaciones nacionales que empezaría a regir en 1982, los clubes colombianos intervinieron activamente, siendo fundada la Asociación Activo 20-30 de Colombia en el año de 1982. Para la constitución de la Asociación Nacional de Nicaragua, el Club Activo 20-30 de David, Panamá, el día 31 de octubre de 1995, inició una expedición hacia la Ciudad de Panamá, para trasladarse hasta Managua, Nicaragua e intentar sembrar nuevamente en ese país, la semilla de Activo 20-30 Internacional. La comitiva de socios estuvo integrada por Manuel Molina, José Gregorio Castrellón, Carlos Alfredo De Obaldía, Francisco Mendizabal y Eduardo Álvarez, con el apoyo de Alberto Cabrera, en representación de la Asociación Nacional de Clubes Activo 20-30 de Panamá.

Al llegar al Aeropuerto de Managua se reunieron en el Salón Diplomático con el Embajador de Panamá en Nicaragua, Lic. Vergara Combe, quien se puso a las órdenes para el éxito de la conformación del nuevo Club. La primera reunión de coordinación se realizó en el Hotel Las Mercedes, con el socio Ex – Activo Alfonso Flores y Jacqueline Lawson. 

Producto de esta reunión surge la idea de formar dos Clubes en Managua. Luego del esfuerzo del Club Activo 20-30 de David, la Asociación Nacional de Panamá y los Ex Activos Nicaragüenses, el 9 de marzo de 1996 se funda el Club Activo 20-30 de Managua, Nicaragua, quien lidera la expansión en ese país de la Organización Internacional Activo 20-30.

Nuestra organización se encuentra representada en prácticamente todo el mundo a través de nuestras organizaciones hermanas del Concilio Mundial de Clubes de Servicio (WOCO: World Council), con la tarea principal de actuar en forma global en mejorar la calidad de vida de nuestras comunidades, muy en especial de la niñez.